Entrevistas

Nota a Ricardo Ragendorfer

Por Ariel Larroude

1) Por qué recibiste el apodo de "patán"?

Ese es un apodo que arrastro desde el colegio secundario, cuando un compañero me lo puso por mi forma de reírme, que según él y parece que no se equivocó, tenía cierta semejanza con la forma de reírse del dibujo animado homónimo, que salía en esa serie que se llamaba Los Autos Locos, creo que sigo riéndome así.


2) Te han etiquetado como un "conocedor" cómo "pocos" de las fuerzas policiales y de sus intestinos más oscuros. A qué conclusiones llegaste sobre el devenir de la policía por lo menos desde la vuelta de la democracia?

Al respecto, debo decir que, tal vez, una de las grandes deudas que la democracia tiene hacia esta sociedad y hacia incluso la historia argentina, es la no democratización, después de la dictadura militar, de sus fuerzas de seguridad. En ese sentido, debemos tener en cuenta un detalle, que es lo siguiente: la recaudación, a través de las cajas delictivas, constituyen lo que podríamos considerar, el sistema de sobrevivencia de todas las agencias policiales que actúan en el país. En ese sentido, la Argentina, de algún modo, traza con esto una suerte de singularidad, con respecto al resto del mundo, en el sentido de que, si bien en países y especialmente en países con cierta tradición mafiosa, desde luego que existen policías corruptos, es porque esos policías corruptos han sido comprados por la mafia. En cambio, acá es al revés, la policía compra delincuentes. No sé si me explico.

Podemos agregar también, que hemos dicho que las agencias policiales argentinas son, agencias policiales que se auto financian y al autofinanciarse son también agencias de seguridad que se auto gobiernan, o sea que estamos hablando de un estado dentro del estado.

3) Hablas sobre el tratamiento de las noticias sobre la inseguridad como una gran mentira que construye una Post verdad. La inseguridad es una fantasía o es legítimo "mirar para atrás" para ver quién viene antes de entrar a casa.

Con respecto a la inseguridad y al tratamiento noticioso de la inseguridad, podemos decir que esto se ha convertido en los últimos años, en una especie de construcción que se extiende como una enorme mancha venenosa. En ese sentido, debemos aclarar una cosa, y debemos aclararla porque los medios argentinos no son particularmente puntillosos, en reflejar la realidad o la micro realidad de otros países, ni siquiera de los países de la región, ni siquiera de los países más cercanos. Si lo hiciéramos, veríamos que el tema de la inseguridad atraviesa toda la región como un fantasma apenas singulado. y eso debe ser un reflejo de lo que EEUU ha dado en llamar la doctrina de las nuevas amenazas que incluye desde luego el terrorismo, el narcotráfico y hasta las catástrofes climáticos y desde luego la inseguridad, o sea la violencia callejera con fines de robo o con otros fines espurios ocupa un gran lugar. en ese sentido desde luego que ciertas nuevas formas delincuenciales y la aparición de actores cada vez más violentos y cada vez más precarizados, entre los hacedores de este escenario, son por un lado productos de determinados procesos socio económicos y en ese sentido, debemos decir que en Argentina, desde luego, hay una construcción del miedo que también implica la construcción de un enemigo social y ese enemigo social hoy x hoy es el pibe adolescente, el menor o el muchacho joven que anda con buzo con capucha, ese es hoy x hoy el enemigo social, la figura al cual la parte "sana" de la población le teme, y lo tiene bajo su mirada vigilante.
Por otra parte, si estudiamos las estadísticas con cierta objetividad, vamos a ver que la situación al respecto es normal en un país como este, en un país con un proceso socio económico como este, en un país donde desde la década del 90 x no hablar de la época de la dictadura militar, fue una especie de laboratorio de doctrinas económicas un tanto ortodoxas que producen un índice notable de exclusión sin embargo, vuelvo a repetir, los índices delictivos en los que hace al delito contra la propiedad, es bastante normal incluso hasta dócil, lógicamente, si por televisión sale en el lapso de una hora una y otra vez la repetición de por ej. la noticia sobre un remisero muerto en ocasión de robo en la localidad de Gregorio de Laferrere, si pasas eso una y otra vez por televisión, la Sra. de Barrio Norte, va a empezar a creer que la vereda de su edificio esta tapizada de cadáveres y no es tan así, por otra parte, los índices de homicidio tampoco son alarmantes, en Argentina tengo entendido que según estadísticas de las Naciones Unidas se producen 5,6 homicidios por cada 100.000 habitantes, lo cual es una cosa bastante exigua, puesto que, creo que en Uruguay únicamente, hay un índice menor, que se yo, en ciudades como Rio de Janeiro, hay 15 homicidios por cada 100.000 habitantes, en ciertas ciudades norteamericanas hay entre 8 y 12 homicidios por cada 100.000 habitantes etc. etc. en Honduras hay 60 homicidios por cada 100.000 habitantes, pero los 5,6 homicidios por cada 100.000 habitantes que hay en Argentina hay que hacer también una aclaración, el 60 o el 65 % de los homicidios que se cometen en Argentina no son en ocasión de robo, o sea no son fruto de la inseguridad, sino son homicidios intrafamiliares o intra vecinales, o sea homicidios protagonizados por personas que se conocían previamente, o sea, el 60 o el 65 % de los homicidios son cometidos por personas que no pertenecen al mundo del delito sino que forman parte de lo que ya he dicho, podríamos denominar "la parte sana" de la población y eso es bastante alarmante, desde luego.

4) Te hemos leído respecto a la existencia de una sociedad fascista, aunque sin liderazgo unipersonal, que castiga discursivamente más duro el robo de un celular que la muerte de una persona a manos de la policía. A qué se debe está construcción?

Mi respuesta tiene que ver con el final de mi respuesta anterior, y mi respuesta anterior, señalaba que el 60 o el 65 % de los homicidios que se cometen en Argentina son cometidos por ciudadanos comunes y ese es un índice de la violencia que existe en la llamada parte sana de la población. Lo cierto es que, en los últimos tiempos se verifica la existencia no solo en la Argentina, sino en muchos lugares del mundo, de lo que podríamos llamar el fascismo societal. Esa es una figura de la que habla mucho un sociólogo portugués Boaventura, no me acuerdo bien si es Sousa Santos o Santos Sousa, pero el habla del fascismo societal, que a diferencia de los procesos de ultra derecha que surgieron en la Europa de la primera mitad del siglo XX, el fascismo societal lejos de estar impulsado por un partido político o por un régimen es un fascismo pluralista, es un fascismo sin quiebres, es el fascismo que surge de las filas de los bancos, el fascismo de los taxistas, el fascismo de Baby Echecopar, de los que ni siquiera saben, de los que ni siquiera tienen la mas puta idea de lo que es el fascismo.

5) Cómo ves la actualidad del país, más precisamente de cara a diciembre?

Como veo la actualidad? desde luego la veo negra, pienso y esta no es ninguna originalidad, que, después de la dictadura militar este es el gobierno más peligroso, es el gobierno mas jodido con respecto a sus políticas que ha existido desde la vuelta de la democracia, es una especie de dictadura constitucional, porque de algún modo en estos dos años y pico este gobierno prácticamente se ha llevado puesto al estado de derecho, ha convertido a la justicia en un instrumento de lo que se ha dado en denominar el law fair, o sea la guerra judicial a través de la cual, no solo la argentina sino otros países como Brasil por ejemplo se han dado incluso golpes de estado, así que estamos al borde de dejar de ser un país para convertirse la argentina simplemente en un territorio poblado, y afortunadamente, en medio de eso percibo un claro olor a fin de época y eso lo podría decir de cara a diciembre, pero no sé exactamente si es una filmación que se basa en un pronóstico real o simplemente es una expresión de deseos, mi deseo es que lo que acabo de decir sea fruto de lo primero, y no de lo segundo.

6) Si tuvieses que hacerle una nota a Patricia Bullrich. En "on" qué le preguntarías y porqué. Y en "off".

Es curioso, con respecto a que le preguntaría a la Bullrich en on o en off no sé si le haría solo una pregunta, o si le haría varias. supongo que le haría varias, nunca he pensado salvo en determinadas ocasiones y con determinados personajes cuando hago entrevistas no pienso en la pregunta si no , me sumerjo en un dialogo lleno de interrogaciones pero en un personaje como Bullrich, mas que preguntarle cosas puntuales, más que tratar de ser incisivo a mi me interesaría simplemente escucharla, me gustaría que se sienta relajada para que pueda decir lo que se le canten las pelotas aunque hable del tiempo aunque hable del clima porque incluso nadie como ellos aun cuando hablen del clima, demuestran cabalmente lo que son.


7) Somos la policía que tenemos?

en cierto modo, la policía que tenemos corresponde a ciertos sectores de la sociedad, a cierta clase de vecinos que tenemos, a cierta clase de compañeros de trabajo con los cuales nos cruzamos en nuestros quehaceres laborales, tenemos un tipo de policía que coincide con un tipo de taxistas que tomamos, lo que pasa que si nos preguntamos, somos la policía que tenemos, si utilizamos esa primera persona del plural, estamos hablando una sociedad homogénea, y no la tenemos, aunque si, tal vez tengamos una policía homogénea.